Menu
RSS

max barbosaMax Barbosa (Palma Soriano, Santiago de Cuba)

Licenciado en Letras por la Universidad de Oriente. Integró los elencos de las agrupaciones Teatro Juvenil de La Habana y las Brigadas Artísticas Francisco Covarrubias. Laboró durante diez años en TeleRebelde - hoy TeleTurquino-, Santiago de Cuba, como actor, escritor y conductor del programa La Trova Santiaguera. Incursionó en la actuación radial en la emisora provincial CMKC. Reside en Miami. Aquí ha escrito para varias publicaciones locales, entre estas, La Voz Católica, El Nuevo Herald, Éxito así como en mundolatino.com (New York) y cubaencuentro.com (Madrid).Dos de sus entrevistas fueron escogidas por la editorial Aduana Vieja para su antologia La crónica más larga. Periodismo cubano en el exilio ( Madrid,2016).  Es periodista de www.teatroenmiami.com desde el pasado siglo.

la noche de las tribadas 13 2Por Max Barbosa – www.TeatroenMiami.com

Hasta donde sabemos, estreno en Miami. Texto de Peter Olov Enquist, dirigido y libremente adaptado por Alberto Sarraín, teniendo en cuenta la traducción de Francisco J. Uriz. Actúan: Raúl Durán (Strindberg), Ivonne López Arenal (Siri Van Essem, primera esposa de las tres que tuvo Strindberg; ahora su ex), Letty Carmona (Marie Caroline David, amante de Siri) y Héctor Alejandro González (Vigo Schiwe, simpatiquísimo director teatral en sus inicios).

He aquí nuestra conversación con Alberto.

Sabemos que Strindberg escribió obsesivamente acerca de su vida y que Enquist se basó en La más fuerte para escribir la obra que nos ocupa; para comprender esta, ¿se hace necesario conocer la vida del dramaturgo?

La vida de Strindberg es apasionante. Se conoce minuciosamente, precisamente porque como tú dices escribió mucho sobre ella. En El infierno habla del fracaso de su matrimonio con Siri von Essen; en Alegato de un loco describe su acercamiento a la locura; en El hijo de la sierva cuenta su sentimiento de inferioridad por ser hijo del ama de llaves de su padre. Cualquier cosa de su vida está en su obra, pero tal y cómo Enquist ha manipulado lo biográfico en La noche de las tríbadas permite, a través de hechos históricos, visualizar los conflictos de cualquier ser humano. El hombre contemporáneo se puede sentir plenamente empático con las situaciones de la obra, los temas que trata, el amor, la traición, el triángulo amoroso, la misoginia, la homofobia y mucho más siguen todos siendo temas de actualidad.

¿Recreas la época, es decir, el año 1889?

Definitivamente nos hemos propuesto que nuestra puesta suceda en el teatro Dagmar de Copenhague, durante el mes de marzo de 1889. Los actores han trabajado a favor de una partitura de movimiento diferente, a la que podrían tener en una situación similar en nuestro siglo XXI. Hemos leído sobre maneras y costumbres de la época victoriana, hemos visto películas que muestran un exhaustivo estudio de la época y hemos pensado mucho en el frío y la luz de la península escandinava en donde viven los personajes. Todo ello, por supuesto, filtrado por lo que somos y cómo somos.

“Me importa un coño” es una entre otras expresiones del diario vivir que forman parte del texto. Tal contextualización no pudiera resultar incomprensible si tenemos en cuenta el contexto en el cual se desarrolla el drama...

No hay ninguna contextualización. Nosotros trabajamos con la traducción española de Francisco J. Uriz fundamentalmente, pero también hemos consultado la traducción al inglés de Ross Shideler. En la española dice: “qué coño importa” y en la inglesa “butwhogive a damn”. Como verás no hay contextualización. Mi trabajo como “versionador” se ha limitado a poner en el español que hablamos nosotros, la traducción que se hizo en España y a cortar un poco de subtramas que no enriquecen la línea argumental principal. Donde yo he puesto “dinero”, ellos dicen “pasta”; digo “tonterías” donde dicen “gilipolleses”. Y usan todas esas expresiones de la cotidianidad española como ¡Joder!; polla, etc. Las palabras fuertes se usan en las dos versiones. Donde los españoles dicen ¡Joder!, los americanos dicen: Fuck!, donde dicen polla, dicen cock y donde dicen coño, dicen cunt. En fin, las dos versiones que revisamos han sido publicadas y estrenadas, una en Broadway y otra en muchos teatros de España. Esta versión española publicada por la editorial Nórdica tiene un prólogo especialmente escrito para la edición por el propio Enquist, lo que supone su aprobación.

Si en los Estados Unidos las mujeres poseen todos los derechos posibles, ¿hasta qué punto esta obra, representada aquí, es necesaria?

Una cosa es la legalidad y otra muy diferente la sociedad. La situación de la mujer en nuestro país sigue peleando por un lugar justo. Entre los problemas más acuciantes se encuentra la diferencia de salarios para desempeños profesionales idénticos, la licencia pagada de maternidad y como se ha puesto al descubierto en estos últimos días el acoso sexual. También la violencia de género es uno de los principales tópicos que siguen caracterizando la situación de la mujer en la sociedad americana. Si salimos a Latinoamérica o al mundo árabe, todos estos problemas se multiplican y hay que sumarles que la legalidad no protege a la mujer como en EEUU. La muy conocida misoginia de Strindberg, que consideraba a las mujeres como los delincuentes y los simios, forma parte, todavía, de la estructura sociológica del machismo actual. Strindberg no solo se siente herido porque le han quitado la mujer, sino mucho porque quién se la ha quitado es otra mujer.

¿El hecho de que presenciaremos el montaje de una puesta en escena nos permitirá conocer interioridades teatrales?

De alguna manera la obra refleja el ambiente de un ensayo. Pero tenemos que tener en cuenta que el teatro pre-stanislavskiano se manejaba de manera completamente diferente al teatro que conocemos. Allí veremos al director pidiéndole caras y ojos de determinada manera y a la actriz declamando el texto en una terrible atmósfera de sobreactuación. Pero sí, los personajes tienen el mismo amor por el teatro que tenemos nosotros, la misma miseria, las mismas faltas de oportunidades y la misma absurda esperanza de seguir machacando la vida con la ilusión del teatro.

El sarcasmo está presente con matices de comedia. Si provoca la risa del público, ¿no se corre el riesgo de banalizar el mensaje?

Para nada, creo que la obra ha tenido más de 20 traducciones a distintos idiomas y ha sido puesta en casi todo el mundo, precisamente porque es como la vida, que es tragedia y comedia al mismo tiempo. La obra está llena de soledades y dolores, pero tiene momentos simpatiquísimos que se articulan de manera tal, que pasa de uno a otro sin que te des cuenta, de manera natural.

la noche de las tribadas 13

El elenco.

Yvonne y Raúl son actores que conozco muy bien porque los he dirigido mucho, se cuáles son sus resortes internos y sus disparadores emotivos. Ambos poseen una esmerada educación teatral universitaria y una larga experiencia profesional. En estos momentos al borde del estreno creo que Strindberg y su mujer la baronesa Siri von Essen son ellos. Los dos son más allá del trabajo de actuación, parte del equipo de creación. Estoy trabajando por primera vez con Héctor y con Letty, dos artistas de una entrega total, disciplinados, esmerados y eficientes. El resultado que veremos en el estreno hablará mejor que yo del trabajo que han realizado.

Tanto Raúl, Yvonne y yo, hace tiempo que no hacemos teatro en Miami. Raúl se fue a New York y por mucho tiempo ha trabajado con el Grupo Repertorio Español, pero hace alrededor de año y medio o dos años hizo con Nilo Cruz aquí en Miami, Hortensia y el museo de sueños y Hamlet, Prince of Cuba con Asolo Rep. Yvonne tampoco hace nada en desde StripPocker en Akuara Teatro y yo hace este mes dos años que dirigí Un mundo de cristal.

Tu motivación para dirigir esta obra...

Las motivaciones para dirigir una obra son muchas. Creo que es parte de magia y misterio, el misterio del teatro por un lado y por otro la realidad con que cuentas. Yo siempre he querido hacer un Valle Inclán, o un Shakespeare, pero no tengo ni la menor posibilidad de hacerlos. A esta edad, ya sé que moriré sin hacerlos nunca. El teatro cubano es algo muy cercano tanto para mí, muy entrañable, como también lo es para el público con que cuento y eso facilita el empeño. Pero yo he hecho, Miura, Tirso de Molina, Cocteau, Miller, Carballido, Chocrón, Lorca, Cabrujas, Mayorga, Vargas Llosa, Arrabal, Anouilh y unos cuantos más.

Sugerencia del entrevistador: ir a Dos estrenos teatrales.


La noche de las tríbadas. Estreno, viernes 17 de noviembre, 8:30 pm. Sábados a la misma hora. Hasta el 9 de diciembre. En Havanafama Teatro Studio, 4227 Sw /5 Th Ave. Teléfono, 786-319-1716.

Libros en AMAZON.COM - TEATRO

Ultimas Noticias

Noticias de Miami

Noticias Culturales

Síguenos