Menu
RSS

waldo bioWaldo González López (Las Tunas, Cuba, 1946)

Poeta, ensayista crítico teatral y literario, periodista cultural. Graduado en la Escuela Nacional de Teatro (ENAT) y Licenciado en Literatura Hispanoamericana (Universidad de La Habana). Autor de 20 poemarios,  6 libros de ensayo y crítica literaria, varias antologías de poesía y teatro. Desde su arribo a Miami (2011), ha sido ponente y jurado en eventos teatrales y literarios internacionales. Merecedor de 3er. Premio de Poesía en el X Concurso “Lincoln-Martí” 2012. Colaborador de las webs: teatroenmiami.com (Miami) y Encuentro de la Cultura Cubana (España), Boletín de la Academia Norteamericana de la Lengua Española (New York), y los blogs OtroLunes (Alemania), Palabra Abierta (California), Gaspar. El Lugareño, y el diario digital El Correo de Cuba (ambos en Miami).

wgl 27 3Por Waldo González López

Fotos: Pepe Murrieta

                                    El miedo: una sensación que te llega

                                    cuando menos lo esperas.

                                                      Raquel Carrió

Sí, tal es el título (sin signos de interrogación) de la obra y la puesta estrenadas el pasado viernes 20 en el Koubek Center (donde continúa este fin de semana) por la Compañía Ingenio Teatro.

   La pieza —original de la dramaturga y profesora cubana Raquel Carrió— aborda a fondo el tema de Cuba, desde una tan amplia perspectiva, como pocas veces se había realizado hasta ahora por la escena de ambas orillas.

   De tal suerte, la problemática política y social de la Isla es asumida por la autora, a través de las complejas existencias de tres mujeres de distintas generaciones, quienes, aunque lejanas geográficamente, las aproximan sus cercanas praxis, por el intenso y extenso período al que pasa revista la trama: desde los ‘40 y ’50, cruzando por los tristes y paupérrimos ’90, hasta los aun complejos días actuales (con la sensación del miedo que aterra a todos), cuando ahora, tras el inicio de las conversaciones entre el gobierno de los Estados Unidos y el de la aherrojada Cuba, supuestos (y dudosos) cambios se anunciaran el pasado 17 de diciembre de 2014.

   En tan amplio lapso (resumido por la Carrió con rigurosa síntesis), el espectador revisa los tópicos históricos y culturales, colectivos e íntimos de los sufridos cubanos, mediante recuerdos, evocación y nostalgia: subtemas distintivos de Volver a La Habana, como otros válidos componentes de su intríngulis dramatúrgica, apoyada por esenciales referentes de la música popular cubana (acaso otro personaje, por cuanto implica en la idiosincrasia de los nativos de la Isla), tales, asimismo, las alusiones y elusiones —donde resultan recurrentes los códigos del “decir sin decir”, evocador del recordado estribillo de Rita Montaner durante los ‘40s y ‘50s: “Mejor que me calle, / que no diga nada…”—, los efectos de sonido, colaboradores del particular ambiente sonoro de los barrios y las calles de la cada vez más destruida capital de la otrora denominada Llave del Golfo.      

 wgl 27 2  No menos decisivos resultan los rasgos autobiográficos que sustenta el complejo entramado argumental, particularmente en lo referido a la importante Compañía Buendía —creada en 1986, con alumnos egresados del Instituto Superior de Arte—, bajo la dirección de la actriz, profesora y Premio Nacional de Teatro, Flora Lauten, quien con su colectivo diera un punto de giro a la escena cubana desde su aparición en la segunda mitad de los ‘80 y, ahora en Miami, dirige, con su talentosa hija Lilliam Vega, esta relevante producción, otro tanto a favor del laborioso tándem de Ingenio Teatro.

 

LAS ACTUACIONES

Aunque el crítico ha visto la nada desdeñable cifra de cerca de un centenar de puestas en festivales, estrenos y reposiciones desde su arribo a Miami (entre ellas, algunas para adultos y para niños dirigidas por Lilliam Vega), confiesa que nunca la había visto actuar.

   Mas, tras disfrutar el excelente desempeño en su auténtica Camila de Volver a La Habana, debo confesar que, por sus cualidades histriónicas, figura entre las mejores intérpretes cubanas y latinoamericanas de la ciudad, pues su entrega es total: desde la organicidad y la cadena de acciones sin (aparente) esfuerzo, como la contención y la gestualidad, como su plena credibilidad escénica, hacen de Lilliam, lo que dije arriba: una de las notables actrices de nuestra escena latina.  

   Con ello, sin duda, comprueba su calidad como directora y actriz, ardua fusión/combinación que enriquece su laboriosa dedicación a la escena, desde varias décadas atrás, iniciada en Cuba, seguida en Venezuela y continuada —desde 1996, cuando arribara a Miami— en su faceta de profesora de actuación en Miami Dade College, luego como directora residente de la (recordada) Compañía de Teatro Avante, hasta que, finalmente, crea Ingenio Teatro, como directora general y artística y, ahora, también actriz.

   Susana Pérez, desde su aparición en el orbe televisual cubano de los ‘70s (recién egresada de la Escuela de Actores de la TV Cubana), descolló como un icono interpretativo por su rigor actoral, a tal punto que la difícil Raquel Revuelta (cuyos elogios a sus colegas eran muy escasos, según comprobó in situ este crítico, quien laboró en la emblemática Compañía Teatro Estudio, de la que la recordada intérprete fuera directora general y artística), en una lejana entrevista, cuando la entonces “Damita Joven” de las telenovelas llevaba poco tiempo en la profesión, reconoció su calidad, y la distinguió con su rara y loable mención.

   Las telenovelas la dieron a conocer (Sol de Batey, El balcón de los helechos, Las huérfanas de La Obra Pía, Si me pudieras querer, El año que viene, Magdalena, Un bolero para Eduardo, Las impuras, Rosas a crédito, Cumbres borrascosas y El rojo y el negro, entre otras), mientras que como actriz de cine, varios títulos fueron marca de su talento: Clandestinos, de Fernando Pérez; Otra mujer, del no hace tanto fallecido Daniel Díaz Torres; La segunda hora de Esteban Zayas, de Manuel Pérez; Techo de vidrio y El otro Francisco, del desde años atrás residente en Miami Sergio Giral; Leyenda, de Rogelio París; Perfecto amor equivocado, de Gerardo Chijona; Aunque estés lejos, de Juan Carlos Tabío; Operación Fangio, del argentino Alberto Lequi, y Venir al mundo, de Miguel Torres, por solo citar algunas.

   Los teleteatros confirmaron su auténtica vocación actoral, corroborada en su excelente caracterización de María Callas en Clase magistral, personaje y obra que marcaron un punto de giro en su carrera.

   Luego, desde los ‘90s, se involucró más en la escena, bajo la dirección del mítico actor y Premio Nacional de Teatro José Antonio Rodríguez, con quien actuara en varias puestas del grupo Buscón, creado por el notable intérprete, como luego en otras, interpretadas y dirigidas por ella en la breve agrupación Teatro Tres, fundada por ella y el actor Roberto Perdomo, de valiosa, pero fugaz existencia, por las difíciles condiciones en la Cuba en los ‘90s, hasta su llegada a Miami en 2008.      

   En Volver a La Habana, su personaje Gertrudis, tras una enorme ausencia desde la niñez (pues había emigrado con solo seis años a España) regresa a la Isla para conocer la por ella desconocida Cuba. En su ardua criatura, la integral actriz de telenovelas, puestas y filmes, corrobora su clase, pues una vez más, es ejemplo de mesura, credibilidad escénica, organicidad y precisos gestos, todo lo que, sumado, conforma su evocadora criatura de vuelta a la Isla que no ha olvidado, a pesar del tiempo y la distancia.

   Otra muy grata sorpresa para el crítico fue la relevante interpretación de Ivanesa Cabrera —graduada del Instituto Superior de Artes Escénicas de La Habana—, quien en su muy lograda María, revela con hondura y verdad, la ingenuidad emotiva y la actitud evasiva de su soñadora criatura, ex actriz y trabajadora del Hotel Ambos Mundos, enamorada del mito/fantasma Ernest Hemingway.

   En su excelente labor, demuestra varias de sus virtudes: su impresionante aparato fónico/vocal/sonoro, el dominio del tempo escénico, como su indudable praxis, aportadas por sus años como intérprete de Buendía, desde su fundación, en 1986 (donde también es cantante), en una de cuyas recientes puestas es recordada su interpretación en el montaje de la clásica novela del gran narrador mexicano Juan Rulfo: Pedro Páramo.

   Entre las obras en las que ha participado Ivanesa Cabrera figuran: Las perlas de tu boca, La cándida Eréndira, Otra tempestad, Charenton, Woyzeck, La visita de la Vieja Dama, Bodas de sangre y Pedro Páramo, dirigida por Flora Lauten, con guion de Raquel Carrió, junto a la compañía Goodman Theater, en Chicago. Merecedora de distinciones por su calidad, se le otorgó el Premio de la Mejor Actriz, lauro de la Asociación de Artistas Escénicos de la UNEAC. 

 

wgl 27 1LA DIRECCIÓN, LA PUESTA Y LOS APORTES TÉCNICOS  

Con una pieza de tanta riqueza argumental, resultaba necesario el ágil, indetenible ritmo, cualidad lograda en la dirección de las actrices, quienes, bajo la égida de la dupla directriz, apoyan el justo dramatismo y el oportuno humor (icono de lo cubano), como las virtudes antes apuntadas.

    En la elaborada puesta, sobresalen la acertada imbricación de movimiento y tempo, como la conjunción del excelente diseño musical (enriquecido con la canción interpretada por Kelvis Ochoa) y el sonoro, ambos a cargo de Héctor Agüero; asimismo, las idóneas escenografía y luces, tales los audiovisuales de Richard Rodríguez, y la sugerente coreografía de Rubén Romeu: todos claves en el magnífico discurso escénico que bucea en la compleja realidad cubana.

   De tal suerte, en el magnífico resultado de la mancuerna entre Flora y Lilliam, se atisban, puntuales, el conocimiento y la capacidad, la agudeza y la pericia de dos laboreos creadores que, durante décadas, han resuelto —penetración y rigor mediante— la realización e interpretación, esenciales para ambas, aquí corroborados ampliamente.

   En fin, afirmo sin prejuicios ni pruritos innecesarios, que esta puesta, por todo lo apuntado, sin duda, quedará como uno de los  títulos esenciales en la escena miamense de la presente década.  

Libros en AMAZON.COM - TEATRO

Ultimas Noticias

Noticias de Miami

Noticias Culturales

Síguenos