Menu
RSS

waldo bioWaldo González López (Las Tunas, Cuba, 1946)

Poeta, ensayista crítico teatral y literario, periodista cultural. Graduado en la Escuela Nacional de Teatro (ENAT) y Licenciado en Literatura Hispanoamericana (Universidad de La Habana). Autor de 20 poemarios,  6 libros de ensayo y crítica literaria, varias antologías de poesía y teatro. Desde su arribo a Miami (2011), ha sido ponente y jurado en eventos teatrales y literarios internacionales. Merecedor de 3er. Premio de Poesía en el X Concurso “Lincoln-Martí” 2012. Colaborador de las webs: teatroenmiami.com (Miami) y Encuentro de la Cultura Cubana (España), Boletín de la Academia Norteamericana de la Lengua Española (New York), y los blogs OtroLunes (Alemania), Palabra Abierta (California), Gaspar. El Lugareño, y el diario digital El Correo de Cuba (ambos en Miami).

Bajo Terapia 1Por Waldo González López - www.TeatroenMiami.com 

Fotos: Armando Armas

Tras ser estrenada a inicios del pasado mayo, continúa en la cartelera miamense —afín y fan de la comedia— la exitosa del dramaturgo argentino Matías de Federico, también puesta con éxito en Argentina, España y República Dominicana.

   Esta ocasión se disfruta en acertada puesta del experimentado elenco, igualmente rioplantense, de Cirko Teatro, dirigido por el también intérprete Alejandro Vales.

   No es gratuito afirmar que la adopción de este escenario (más  o menos dos años atrás) por la breve y valiosa compañía desde su estreno no ha perdido la calidad de sus puestas, sobre todo en dirección artística y en actuación, mérito en el que no poco influye la notable experiencia de la escena de ese país, cuya historia se remonta al siglo XIX.   

LA OBRA

   Tres parejas coinciden un viernes de noche en la consulta de una siquiatra que, aunque ausente, los ha citado para un raro encuentro, ya que al llegar deberán seguir las instrucciones dejadas por la ausente especialista en seis sobres, tras cuya lectura les esperarán situaciones inesperadas. Y será en verdad extraña la consulta, pues han sido citados para hacer terapia de grupo.

   A partir de este momento, se iniciará la serie de inesperados pero creíbles conflictos que involucrarán a los seis pacientes, quienes irán contando al resto las causas de sus problemas ante sus propias parejas.    

Bajo Terapia 2   Y justamente por la credibilidad de las situaciones, el acierto de mancomunar texto y puesta se logra hábilmente —con talento y ductilidad, pericia y ritmo— el justo equilibrio para confluir en un también inesperado final, que por obvias razones no digo.

   Bajo terapia es una pieza ganadora de la primera edición del Concurso “Contar 1”, en la I Feria Teatral de Buenos Aires 2014, plausible iniciativa de tres asociaciones implicadas en las tablas de ese país. Tal bien se ha señalado por la crítica teatral argentina, como propuesta, realmente es muy interesante y la verdad de aplaudir.

   Matías De Federico para escribir su proyecto partió de sus experiencias y visionajes al realizar actividades físicas al aire libre, donde observaba parejas discutiendo.

   Por ello, el autor presenta en esta pieza de numerosas subtramas —en las que aflora amor y desamor, desconfianza e infidelidad,  pasión y tedio…— a tres parejas que acuden a una consulta terapéutica con la particularidad de que su psicóloga no estará presente y donde solo les esperan sobres cerrados que deberán abrir, con indicaciones y objetivos a cumplir, los que sacará de cada uno lo peor y sus traumas.

   El crítico catalán Pere Ripoll muy bien ha definido el texto de Matías de Federico, al expresar que “esta comedia de Matías de Federico habla, como todas las buenas comedias, de cosas serias”. En consecuencia, tal afirma asimismo el colega “saldrán a la luz un sinfín de problemas, algunos más cotidianos, otros no tanto, confesiones, sospechas, verdades y mentiras, un acto público de intimidad.”

   A mi modo de ver, la obra —tan deliciosamente irónica, como deudora del mejor humor argentino— combina la variante del “humor negro” con el “blanco”, como rasgos del teatro de la crueldad y del absurdo, en tanto involucra seis arquetipos caracterológicos: distintas personalidades aunque distintas, no tan distantes por sus problemáticas sicosociales, en situaciones límite.

   Y aquí, justamente, radica el quid de Bajo terapia, cuyo autor entra a fondo en la realidad de la pareja en su país, abordando de paso la de tantos otros ámbitos latinoamericanos y occidentales, sin que ello implique directamente la crítica a la vida política, tal hizo en una etapa del siglo XX una hornada de autores rioplatenses, quienes sin panfleto y con extrema calidad, entraron a fondo en una dura etapa para la existencia de ese pueblo.

Bajo Terapia 3   Ciertamente, como antes los clásicos griegos y romanos, y los del mejor teatro occidental posterior, afrontaron/viviseccionaron los temas sociopolíticos con alusiones, acusando aspectos de las tiranías, asimismo hicieron muchos dramaturgos de su país durante y tras la sangrienta etapa de la tristemente recordada dictadura militar (24/marzo/1976-10/diciembre/1983), época en que murieron y “desaparecieron” miles de ciudadanos, incluidos cientos de niños que nunca más regresaron

LA DIRECCIÓN Y LAS ACTUACIONES

   La probada praxis de Alejandro Vales y la del probado elenco (cinco actores argentinos y una venezolana) configuran la alta calidad del resultado, a partir de la excelente comedia de Matías de Federico.

   Ciertamente, con pericia Vales dirige y actúa su propia puesta, concebida como un juego muy serio, que tal es el teatro, más que ninguna otra expresión artística por ser el hecho creador colectivo sui generis, seguido por su hermana menor, la cinematografía.

   ¿Y quiénes conforman estas parejas? La primera pareja la integran la abogada Paula (Jessica Álvarez) y Ariel (Javier Ceriani). Ella es una abogada ‘sabelotodo’; él (acido, hipercrítico, posesivo, casi alcohólico) rechaza los continuos embates de su esposa.     

   La segunda, conformada por la arquitecta Tamara, golpeada por una anterior relación (la actriz venezolana Gaby González) y el inmaduro ‘buscavidas’ y adicto al juego Esteban (Kevin Cass), es complicada porque los padres de ella complican su status.

   Y la tercera: la ‘instructora’ de Day Care Andrea (Claudia Albertario) y el viajante de comercio Roberto (Alejandro Vales) es la que, en un principio la menos sobresaliente, al final…

 Bajo Terapia 4  Todos, intérpretes de primer nivel, asumen sus personajes con excelencia, dotándolos de gran credibilidad por la convincente organicidad aportada.

   Todos logran “el protagonismo en igualdad de condiciones, generando una armonía en el elenco, a veces difícilmente alcanzable en montajes de este tipo”, tal bien apuntara en su comentario el colega hispano Itxaso Marín, aparecido en Público.

   Todos y cada uno, configuran criaturas creíbles, por comunes hoy día en nuestra ciudad, como en la propia capital argentina. 

   Todos “los personajes, sus actitudes, sus bromas, sus verdades, sus silencios, sus dudas, sus iras… fluyen con una naturalidad tal que, incluso, a veces, el espectador pierde la conciencia de que lo que está viendo sobre el escenario es solo una representación ya que la situación adquiere verdaderos tintes de verosimilitud, de un episodio vital que tiene lugar allí mismo entre esas tres parejas”, según comentara el también hispano José Miguel Vila, en el  Diario Crítico.

   Todos, en fin, por su experiencia y calidad, bien dirigidos por Alejandro Vales, entregan una de las mejores comedias disfrutadas en Miami durante los últimos años.

    Así, al concluir la función, este comentarista se preguntaba: “Bajo terapia, ¿solo humor?”, pues esta comedia, por su profundidad, evoca algunas clásicas tragicomedias.  

   Mi recomendación, amigo ciberlector, es que no debe perderse Bajo terapia, en la que quizás usted se reconozca o recuerde la situación de algunos amigos y sus problemáticas de pareja.

Libros en AMAZON.COM - TEATRO

Ultimas Noticias

Noticias de Miami

Noticias Culturales

Síguenos