Menu
RSS

Photo by Ernesto Garcia

Por Jesús Hernández - Diario Las Américas

Ingenio y destreza, pero ante todo muchos deseos de hacer un teatro serio, destacan la labor de Ernesto García. Autor y director que vuelve a la carga con Aromas de un viaje. Pieza que presenta en su recién creada sala Teatro en Miami Studio en la Calle 8.

 

Siete individuos, que son cinco mujeres y dos hombres, abordan un tren en una estación cualquiera. Uno a uno, hasta sumar los siete, entra y pronuncia ilusiones y pesadumbres. Toman asiento y sin saber porqué, dan rienda suelta a un sin fin de situaciones que plantea disgustos y sinsabores. Planteamientos que paulatinamente van dando forma al argumento: amor, infidelidad y avaricia de por medio, todo eso matizado por un estado de suspense que enfrenta a unos contra otros, enmienda actitudes y une a otros. Desarrollo orientado a la búsqueda de un final inesperado que, si bien logra el efecto sorpresa, concluye con una explicación muy detallada que se vuelve excesiva e inhibe al espectador para descubrir lo que el texto sólo debiera insinuar.

Ernesto apuesta por una pieza que parece ser realista al comienzo, pero se torna subjetiva por medio de un relato que incluye una fuerte dosis de metáforas y densos diálogos de corte poético que la alejan del tono connatural.

Sin embargo, debemos aclarar que el concepto argumental que plantea Aromas de un viaje es meritorio, ambicioso e igualmente difícil de concebir en la escritura. Tema que vincula un lado y el otro de la existencia propia del ser humano, ya abordado por varios autores, que adquiere con Ernesto una connotación diferente al aplicar con éxito la fluidez necesaria entre las escenas e incorporar ciertos elementos visuales como la “congelación” de secuencias que destacan otras.

Todos ellos elementos propios que enriquecen la puesta en escena. Todos concebidos bajo su tutela como director, escenógrafo, luminotécnico, diseñador gráfico, creador musical y otras necesidades.

Escenografía minimalista y muy funcional, que sólo evoca la puerta de entrada en el centro del escenario y a cada lado una serie de banquetas situadas en simetría que representan los asientos en el tren. Música y trabajo de luces que marcan y realzan una y otra escena con expresividad.

Ernesto cuenta con un grupo de actores, mayormente fruto del taller actoral que preside junto a su esposa, la actriz y profesora Sandra García. Sandra es precisamente Norma. Un personaje que profesa la psiquiatría y por lo tanto es calculador. Facultades que le posibilitan el descubrir ciertas situaciones, incluido el final. Caracterización que sabe llevar con equilibrio, calma y solemnidad.

Anniamary Martínez logra encarnar a Merlina como la joven mesurada que lleva una carga de frustraciones particulares que desemboca, junto al personaje de Norma, en una sutil revelación que no es inesperada.

Photo by Ernesto GarciaChristian Ocón apuesta por Otto con soberbia y mesura por igual. El más delineado de todos los personajes. El que tiene por sí solo el guión más claro con principio, desarrollo y desenlace.

Marcia Stadler es Venus. La sutil y atractiva. La mujer que irradia el aroma de aquel viaje. Un aroma que todos descubren más tarde tener y que ella sabe llevar con ingenuidad.

Ivette Kellems caracteriza a Ofelia con sensatez. Ella es la que lleva la mejor razón para estar en aquel tren. La que aplica el bálsamo de la concordia.

Lis Nicot asume a Livia en carne propia. Condolida y llorosa todo el tiempo. Como si el pesar fuera constante, porque es la única que sabe porqué los siete están allí. Carlos Bueno, que es Horacio, también debiera saber el porqué, pero su interpretación es tan marcada y ligera a la vez, que no logra encajar en la fórmula de los siete personajes.

Aromas de un viaje resulta ser un buen ejercicio para este grupo de teatro y sus dos progenitores, Ernesto y Sandra, que tan seriamente trabajan. Una pieza que, junto a la anterior Sangre, y otras cinco por estrenar, todas escritas y dirigidas por Ernesto García, suman las siete que Teatro en Miami Studio ofrece en su primera temporada. El mismo número, siete, cuán recurrente y enigmático, de personajes que el autor presenta hoy.

Aromas de un viaje
Teatro en Miami Studio
2500 SW Calle 8, Miami
Tel. 305 551 7473
Viernes y sábado 8:30 p.m.
www.teatroenmiami.org

 

Culturales

Locales

TEMS en la Web