Menu
RSS

Photo by Ernesto Garcia

Por George Riverón - http://georgeriveron.com/blog/

Algunas veces imaginé cruzar el horizonte en una barca de papel. Alguna vez, mirando el azul inmenso, crucé el horizonte con los ojos cerrados. Y es que si deseas algo profundamente, nada te puede detener, sino tú mismo.

 

Al horizonte no se llega en una barca de papel, pieza teatral escrita y dirigida por Ernesto García, cuyo estreno mundial sucedió el pasado 5 de marzo por Teatro en Miami Studio, reafirma esa visión que siempre he tenido de la vida.

Teatro hecho a mano, empujado con la fuerza de la pasión y la entrega ha sido tejido esta vez meticulosamente. Confieso que fui con miedo a verla. Los buenos títulos siempre me dan miedo, por eso de que el resultado no sobrepasará las expectativas. Al horizonte no se llega en una barca de papel, además de un buen título, es un excelente texto dramático. La poesía fluye, pero sin rebuscamientos; el sentimiento aflora, pero sin estridencias.

Ésta es una historia contada en off por tres testigos que dicen haber presenciado el reencuentro de tres amigos, después de veinte años. Al principio, pensé que me sobraban esos personajes sin rostro, contando cada uno la historia a su manera, pero después me fueron necesarios. He aquí uno de los logros de la puesta, el dejar que el espectador decida cuál de las versiones del reencuentro le acomoda. Porque tú y yo, aún en el mismo lugar y a la misma hora, miramos con ojos diferentes.

Ernesto García ha sabido construir su barca con elegancia y buen gusto, haciendo uso de pocos recursos escenográficos y de utilería, para llegar al balance adecuado, a la cocción exacta, depositando la fuerza mayor en sus cuatro actores: Ariel Texidó, Sandra García, Grettel Trujillo y Anniamary Martínez.

Salvador (Texidó), Antia (García) y Martha (Trujillo), los tres amigos del reencuentro, han sido interpretados con sobria elegancia. Ninguno sobresale, pero a la vez, ninguno se rezaga. Hace años que no disfrutaba de un tan equilibrado elenco, donde el dominio del texto fuera tan preciso, donde cada palabra tuviera su connotación adecuada, y donde el cuerpo abarcara todo el espacio sin exageraciones, sin notas discordantes. La Novia (Martínez), fue cuidada con sutileza y sus monólogos llegaron a la altura necesaria.

Al horizonte no se llega en una barca de papel, reafirma el valor del amor y la amistad. El pasado no puede cambiarse, pero en el presente, podemos hacer que el futuro sea mejor.

La obra estará en cartelera durante todo el mes de marzo e inicios de abril, en Teatro en Miami Studio (2500 SW 8th ST – Teléfono: (305) 551-7473) con funciones viernes y sábado a las 8:30pm y domingo a las 5:00pm.

 

Culturales

Locales

TEMS en la Web