Menu
RSS

Por Max Barbosa – www.TeatroenMiami.com

 

“Si no hay inconvenientes, estrenamos el viernes 4 de mayo”, me responde Ernesto García antes del entrenamiento previo al ensayo de “… y diente por diente”, su personalísima versión de la comedia  Medida por Medida escrita por William Shakespeare ( 1564-1616).

 

Es decir, ya estoy observando los ejercicios que asumen los actores a modo de incentivar sus posibilidades creativas; esfuerzos que no siempre son recibidos con satisfacción cuando otras ocupaciones circundan el diario vivir. Por eso me sorprende la actitud del elenco: plenitud de regocijo ante el empeño.

 

“La idea del entrenamiento es muy sencilla”, dice Ernesto, explicando su fundamentación: “  Por una parte es preparar el cuerpo físico del actor y por otra romper con la cotidianidad de la vida y someternos a una dinámica de trabajo. Está dividido en tres partes; calentamiento, ejercicios de fuerza y resistencia y, por último, relajación y estiramiento. No es un método en sí, es una manera que encontré de economizar el tiempo. Luego de probar varios ejercicios encontré en Tabata (nombre que recibe por el apellido de un investigador japonés) una maximización total pues en apenas cuatro minutos puedes lograr lo que antes tardaría una jornada de más de media hora. Tabata consta de cuatro ejercicios que se combinan de forma que se trabaja fuerza y resistencia en un tiempo mínimo y con resultados muy buenos”.

 

TEMS-dientexdiente-2012-4159¿Cómo inicias el proceso?

Primero el actor calienta antes de entrar en estos ejercicios y luego es necesario una relajación y estiramiento (en este caso usamos yoga, que lo monitorea Oneysis Valido). Ningún ejercicio, ni el que se practica en un gimnasio con finalidad física, trabaja sólo los músculos. El ejercicio libera una serie de químicos (en los cuales no quiero ahondar para no sonar aburrido) que terminan por ser muy beneficiosos, tanto para el actor como para el grupo de trabajo y, por tanto, termina beneficiándose el ensayo. No son ejercicios de actuación, per se, es una manera pre-expresiva. Sería como cuando el pintor prepara el lienzo, los pinceles. Nuestro entrenamiento es la manera de decirle al cuerpo y a la mente: vamos, esta es una realidad extracotidiana, así nos sacudimos el polvo de la vida.

 

De ahí la permanencia del público en la entrada de Teatro en Miami Studio cuando asiste a cualquier puesta en escena. Mientras ellos esperan por la apertura del teatro, los actores entrenan antes de cada presentación, sacudiéndose el polvo de la vida.

 

Al finalizar el entrenamiento, Ernesto ofrece unos minutos de descanso que, en la práctica, ellos  no disfrutan porque se dedican a pasar letra, marcar movimientos, vocalizaciones, preparar la utilería o parte del vestuario que necesitan para el ensayo.

 

TEMS-Curso-2012-3171

El propósito de hoy es “ver el estado de la obra en su totalidad y enfrentar a los actores al público”, apunta Ernesto, en referencia a los tres privilegiados (yo entre ellos) que admitió. Considera que el montaje está en una etapa crítica porque es cuando comienzan a pasar la obra para probar la totalidad de las escenas, los giros dramáticos y la energía de principio a fin.

 

“En este momento hay muchísimos aspectos que ajustar para pasar a los ensayos generales”, afirma.

 

Sin embargo, observé que ya los personajes comienzan a tener vida propia, a diferenciarse uno de otros.

 

Isabel, por ejemplo, cándida novicia cuya candidez provoca desafueros en aquel que debe evitarlos. Su tema musical, Bolero de Isabel, es premonitorio:


 

 

Bolero de Isabel

 

Tus labios de Vírgen

Tus ojos de Vírgen

Tus manos de Vírgen

Tu cuerpo de Vírgen

Isabel, Isabel

Cuento las horas para verte en la ventana

Y sólo al verte, te desnudo en la mirada, Isabel.*


 

Me percaté, además, que, fiel a su estética, Ernesto deconstruye el texto shakesperiano para conservar, sólo, la estructura dramatúrgica, aunque asegura que la obra está “llena de textos de Shakespeare”.


No hay género predominante. Lo que al decir del investigador colombiano Víctor Viviescas es la hibridación y la fragmentación.  “Son características de la dramática (sic.) contemporánea”.


De pronto, el ensayo finaliza porque un miembro del elenco debe incorporarse a su labor a tiempo completo.

 

¿Cómo solucionas estas situaciones que afectan los ensayos?

Es una solución Darwiniana: adaptarse, evolucionar o perecer. La realidad teatral de Miami es que todos podemos hacer teatro a medio tiempo, lo cual no necesariamente indica que a media máquina. El teatro debe adaptarse a esta realidad para sobrevivir.

 

Ernesto aprovecha para expresarle a los actores su pésimo criterio porque considera que es el peor de todos los ensayos realizados. Habla pausadamente; ellos sólo escuchan.

 

TEMS-Curso-2012-3426Aparentas no ser exigente con los actores, rudo. ¿Hasta qué punto es conveniente?

Soy muy exigente, pero nada rudo. Es un ambiente creativo y hay que liberar la mente. No se puede crear en un entorno hostil o militarizado.

 

Asistí al ensayo el pasado 11 de abril. En estos instantes la conformación de la puesta se encuentra en los momentos finales, enfatizando los propósitos en los ensayos, terminando la escenografía, vestuario así como el diseño de luces.

 

¿Por qué escogiste Medida por Medida?

“… y diente por diente” es mi versión, una obra que he querido poner en escena por años. En 1993, Vicente Revuelta hizo una extraordinaria puesta del original. Los que participamos disfrutamos mucho.

Esta obra de Shakespeare es muy particular. La dosis de drama y comedia es casi un experimento de género. La manera en que Shakespeare juega con ambas me parece muy actual. Así como el juego de las máscaras sociales y el poder.

También tengo la posibilidad de haber encontrado a un grupo de actores que están deseosos de compartir la carga de esta obra tan vigorosa y tan dinámica.

Desde el año pasado he estado buscando un momento para llevarla a escena. La muerte de Vicente, a inicios de enero de este año, me impulsó a dar este aplauso desde el escenario; una especie de homenaje y recuerdo para él y Raquel Revuelta (1925-2004) con quienes Sandra y yo trabajamos por última vez en el Teatro Cubano.

 

¿Qué esperas del público miamense?

Que se acerque a esta obra poco conocida de Shakespeare para divertirse mientras reflexiona sobre la tentación del poder y la corrupción.

 


 

Reparto

Osvaldo Strongoli – El Alcade.

Lian Cenzano – Angelo

Oneysis Valido – Isabel

Ángel Lucena – Lucio / Codo

Sandra García - Sobrecogida

Anniamary Martínez - Chucho

Carlos Bueno - Claudio

Simone Balmaseda – Doña Remigia

Nirma Necuze – Tres Palitos / Mariana

Fernando Goicochea - Carcelero

Bernardo Bernal y Yosiel Rodríguez – Cura

 

Equipo de Realización

Versión, Dirección, Música y Multimedia, Diseño de Luces y Escenografía – Ernesto García

Diseño de Vestuario – Ángel Lucena, Sandra García y Ernesto García.

Producción – Sandra García y Ernesto García.

 

“… y diente por diente”

Desde el 4 de Mayo, 2012
Viernes y Sábado - 8.30 PM
Teatro en Miami Studio [TEMS]
2500 SW 8 ST
305.551.7473
www.TeatroenMiami.org

 

* Letra y música - Ernesto García

Culturales

Locales

TEMS en la Web